Ayer, después de la caliente reunión paritaria del martes, los cinco gremios -Ateca, Suteca, Sidca, Sadop y UDA- conformaron nuevamente el frente gremial y unificaron los requerimientos para la continuidad de la paritaria docente.

Los representantes de los sectores sindicales lanzaron duras críticas contra el ministro Daniel Gutiérrez, y dijeron que coinciden en que necesitan un nuevo interlocutor que represente al Ejecutivo provincial. Pidieron públicamente a la gobernadora Lucía Corpacci que el ministro de Gobierno Gustavo Saadi presida las reuniones. El requerimiento obedece a los desacuerdos mantenidos con el titular de la cartera educativa por la inclusión de la agrupación Aduca en la mesa paritaria, medida que calificaron de “autoritaria”.

A la vez, la intersindical docente exige que la propuesta sea similar al ofrecimiento realizado el martes por el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, a Sadop, UDA, Ctera, CAF y Amet. El pedido obedece a que consideran que la propuesta

gremios docentes, docentes catamarca, gustavo saadi, ministro saadi, catamarcaprovincia,
gremios docentes, docentes catamarca, gustavo saadi, ministro saadi, catamarcaprovincia,

elevada por Gutiérrez en el último encuentro es insuficiente y queda desfasada en comparación con la ofrecida a las entidades nacionales.

Los representantes de los cinco gremios que representan a los trabajadores de la educación de la provincia anunciaron que si alguna de estas condiciones no se cumple, no se presentarán en la reunión convocada para mañana.

Por su parte, los referentes de Aduca tildaron de “caprichoso” el accionar del resto de los gremios y criticaron la reacción de los dirigentes gremiales ante su presencia en la mesa de diálogo salarial.

Entre las solicitudes realizadas, la intersindical pide explicaciones claras sobre la incorporación de Aduca en la mesa de diálogo, y la consideran como una medida autoritaria y política del ministro Gutiérrez.

Representantes de ambas partes -Aduca y el resto de los gremios- denunciaron violencia en el encuentro y agresiones verbales, hasta llegaron a acusar faltas de respeto personales entre los representantes de los sectores. Lo llamativo es que de ambos lados se lanzan acusaciones de idéntica índole, que habrían sucedido en el encuentro del martes.