Ayer, inspectores de la Municipalidad de la Capital levantaron los puestos que instalaron los artesanos en la plaza “25 de Mayo”.
La comuna prohibió el emplazamiento para comercialización en la plaza principal.
Los vendedores, que antes estaban en la peatonal, recibieron permiso para realizar la actividad en el veredón de San Francisco, sobre calle Esquiú y Sarmiento, pero se resisten fundamentando bajas ventas.
manterosLuego de que se prohibiera la permanencia de manteros en la peatonal, los vendedores de artesanías también debieron dejar el lugar, y eligieron la plaza principal para ofrecer sus creaciones.
Para hacer cumplir la ordenanza, el personal municipal realizó el operativo en el que no labraron actas, ya que se efectuó la advertencia a los manteros de que si reiteraban la actitud serían sancionados.
Mariela Romero, directora de Inspección General de la municipalidad de la Capital, explicó que “el municipio determinó que no se pueden instalar en la plaza 25 de Mayo, a excepción de los días sábados a la tarde que sí pueden realizar la venta al lado de la feria de artesanos”.
En idéntico sentido, comentó que “el resto de los días, la posibilidad que se le había dado a ellos es que se trasladen al veredón de San Francisco, pero obviamente se resisten por diferentes cuestiones, distintos planteos que estamos tratando de resolver”.
Por su parte, uno de los artesanos expresó que “no nos dejan estar en la peatonal, tampoco en la plaza y nos dicen de ir allá al veredón donde no vendemos nada. No llegamos a juntar para parar la olla, por eso es que nos tiramos acá”.
Personal de Inspección General realizará controles permanentes a fin de evitar el emplazamiento de vendedores en el principal espacio verde de la ciudad.