El aviso de un vecino, a quien un sujeto desconocido pretendía robarle en su casa, pero logró ponerlo a fuga con las manos vacías, permitió a la policía, ayer a la mañana, esclarecer un robo antes de ser denunciado. El damnificado fue un suboficial, quien se enteró que había sido blanco del delincuente cuando se presentaron en su casa a devolverle sus pertenencias, entre ellas, el arma de fuego reglamentaria.

Todo inició a las 5.20 aproximadamente, cuando una vecina de calle Abel Delgado llamó a la policía, manifestando que su esposo había salido en persecución de un sujeto, a quien logró identificar ya que sería conocido en la zona, a quien sorprendieron en el interior de su domicilio, mientras dormían, intentando robarle sus pertenencias.

Al concurrir el móvil, se entrevistó con el hombre, quien regresaba a la vivienda ya que había perdido de vista al sujeto que perseguía y le brindó los datos de este, como así también la vestimenta que llevaba. Con dicha información, la patrulla de la Comisaría Cuarta recorrió la zona visualizando en calle Misael López intersección con calle Abel Delgado, a un sujeto que reunía las características, quien, al ver a la policía, se despojó de varios elementos en la vereda del Club Juventud, para luego saltar una tela olímpica y darse a la fuga a pie por un decampado.

Al revisar los efectivos los elementos arrojados por el delincuente (una máquina de coser eléctrica, dos pares de zapatillas, dos carteras, una mochila un abrigo policial (Tricota) y una mulera con un arma de fuego reglamentaria), en las carteras, encontraron documentación que les permitió dar con el propietario.

Se trata de un actual numerario de la Escuela de Suboficiales y Agentes de la Policía, quien no se había percatado que el sujeto había ingresado a su casa y sustraído los elementos mencionados. Tras ser alertado por sus colegas, el policía damnificado se trasladó a la unidad judicial y denunció el ilícito.