La Secretaria de Educación, Cultura y Deportes del municipio de la Capital, Patricia Saseta, aseguró que las escuelas del sistema educativo municipal se encuentran en condiciones de regresar a clases presenciales el próximo lunes, tal como lo dispuso el Gobernador de la provincia. Además, señaló que aproximadamente el 80% de los docentes están vacunados y que no hubo un nivel alto de deserción de estudiantes por la virtualidad.

Más allá de que el Gobierno provincial ya había dispuesto el regreso a las aulas a partir del lunes 26 de julio, Saseta aseguró que la decisión del intendente de la Capital es que regresen las clases presenciales en las escuelas del sistema educativo municipal, ya que hay preocupación para que los chicos tengan contacto con la escuela y todo lo que ello conlleva. Explicó que el sistema para regresar será el de “burbujas” sanitarias que ya se utilizó en el inicio de este ciclo lectivo. “En todo este tiempo que no fuimos a las escuelas, estuvimos mejorando las instalaciones con la provisión de agua, arreglos de baños, entre otras cosas. A pesar de que una de las escuelas es nueva, siempre hay problemas que van apareciendo y estuvimos trabajando en ello”, señaló en declaraciones radiales.

Por otra parte, indicó que también se encuentran capacitando a los docentes en herramientas digitales. “Estamos preparados para el regreso a clases en la bimodalidad que ya se ha impuesto como una nueva forma dentro de la educación. Pero es imperioso que los chicos tengan durante la semana algunos días contacto con los docentes para volver a vincularse con la escuela”, recalcó.
Respecto al avance del plan de vacunación, la funcionaria señaló que aproximadamente el 80% de los docentes están vacunados.

“Es un alto porcentaje y además ya tuvimos contacto con directivos y ellos también quieren regresar porque se dan cuenta de las dificultades que están padeciendo los chicos, los papás están cansados, ellos mismos están agotados de tanta virtualidad entonces quieren volver”, admitió.

En relación a la deserción de los estudiantes, indicó que si bien no cuentan con cifras definitivas, los funcionarios, directivos y docentes visitaron a los padres de los estudiantes que estaban en riesgo pedagógico porque no se conectaron. “No es un alto porcentaje igualmente de chicos que no estuvieron vinculados. Durante todo el año trabajamos para evitar que los chicos se desconecten del sistema”, señaló y manifestó que los mayores problemas se dan en el secundario y no así en el nivel primario. Igualmente, recalcó que son los mismos chicos que tienen problemas en la presencialidad y ello se replica en la virtualidad.