Una joven estudiante de 22 años denunció que el viernes por la noche fue atacada sexualmente en la localidad de Palo Seco, departamento Santa María, a unos 23 kilómetros de la cabecera departamental. Tras el ultraje, radicó la denuncia y a medianoche el sospechoso quedó detenido.

Fuentes judiciales consultadas por El Ancasti detallaron que, cerca de las 20, la joven había salido de instituto donde estudia. Sorpresivamente, fue interceptada por un muchacho, quien la llevó a un descampado en Yape. Allí la habría accedido carnalmente. Tras el ataque, la muchacha denunció lo sucedido. El fiscal de la Cuarta Circunscripción Judicial, Carlos Contreras, intervino y dio las primeras indicaciones. Con las directivas impartidas, un joven fue arrestado. En las próximas horas será indagado.

Meses atrás, se había conocido un hecho similar en la localidad de La Punilla, Santa María. La noche del sábado 31 de marzo, mientras una adolescente de 16 años esperaba un remís fue abordada por un hombre que la forzó, a través de golpes y zamarreos para llevarla a un descampado, en donde abusó de ella. Aunque no habría acceso carnal, la adolescente debió ser internada por las lesiones sufridas.

Desde la comisaría local no se dieron mayores detalles del hecho ya que todo se encontraba en etapa de investigación. El sospechoso se habría dado a la fuga y una semana después los policías lograron capturar a un hombre acusado de este abuso.

Violento

En otro orden, fuentes policiales informaron que el viernes al anochecer se registró un nuevo hecho de violencia de género, pero, en esta ocasión, en el interior provincial. Según se precisó, a las 19.20, efectivos de la Comisaría Departamental Pomán se presentaron en un domicilio de esa localidad. Allí aprehendieron a un joven de 21 años, quien habría agredido físicamente a su pareja, una mujer de 43.

Finalmente, el presunto violento fue trasladado a la Seccional a disposición de la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial, a cargo del fiscal Manuel Alejandro Scidá. Al mismo tiempo, se invitó a la damnificada a denunciar el hecho en la dependencia policial.

Con estos hechos de violencia contra la mujer se inició el fin de semana en Catamarca.