El juez Electoral y de Minas, Guillermo Cerda, adelantó que el Juzgado se prepara para una eventual elección en marzo ante las versiones de una posible convocatoria para esa fecha. En tal sentido, ratificó los plazos que reflejó El Ancasti en su edición del miércoles e insistió con que el costo de separar las elecciones locales de la nacionales sería de por lo menos $80 millones.

“Conocemos el proyecto de ley que está en el Senado; sería interesante determinar con claridad si tendremos las PASO o no.

La propuesta plantea suspenderlas por única vez por una situación económica y mientras tanto hay versiones de todo tipo”, expresó el magistrado en conferencia de prensa.

En tal sentido, aseguró que el Juzgado ya hizo estimaciones respecto de los plazos en ambos casos, pero “todas son conjeturas”.

“Si la Gobernadora quisiera que las elecciones fueran en marzo y se eligiera, por ejemplo, el domingo 24 y en un escenario sin PASO, el límite de los plazos para la convocatoria es el 23 de enero. Ahora, si se eligiera el mismo domingo pero en un escenario de PASO, el límite es el 23 de noviembre”, expresó.

Días pasados, este diario explicó que si el Poder Ejecutivo provincial decidiera que la elección general se realice en el último domingo de marzo, el 31, las PASO podrían realizarse el 27 de enero en el plazo más ajustado; y la convocatoria para ambas debería concretarse el próximo 26 de noviembre; y en un escenario sin las PASO, la posibilidad se mantiene hasta el 28 de enero. En ambos casos se respeta el principio de al menos 60 días de antelación que está previsto en la ley electoral.

Por otra parte, Cerda recordó que está vigente la ley de paridad de género. “No lo deben olvidar los partidos políticos. Esto quiere decir que en las próximas elecciones deben respetar el 50% de mujeres y 50% de varones”, recordó, y señaló que la ley prevé que vayan intercalados en el caso de las listas sábana.

Costos
Por último, Cerda insistió en que encarar una elección en marzo separadas de las nacionales implicaría un costo de $80 millones. “Estamos hablando de que se pone en marcha un aparato importante; hay que considerar la contratación de personal, los contratos con el Correo Argentino, la impresión de padrones, el pago de autoridades de mesa y las boletas. Sin afilar mucho el lápiz, estamos hablando de $40 millones por cada elección”, enfatizó.

Semanas atrás, consultado sobre esta posibilidad, el juez consideró que “lo más lógico sería tener elecciones en conjunto con las nacionales”, al advertir que estos costos son afrontados por el Estado nacional.