Un joven de 23 años se autoflageló en las puertas del Palacio Municipal Capitalino protestando  por trabajo.  El muchacho, que tendría una discapacidad, aseguró que tomaba estas medidas porque no había recibido respuestas.
Las fuentes dieron a conocer que el hecho ocurrió alrededor de las 10.30 de ayer en la recepción de la Municipalidad.
El joven había manifestado previamente que había sido citado, pero luego de esperar extrajo una Gillette que llevaba consigo y se produjo varios cortes en el cuerpo. Uno de ellos habría sido superficial en la zona del cuello y otros en sus piernas.
Ante la situación, los empleados municipales convocaron de urgencia al SAME, cuyos profesionales le brindaron inmediata asistencia.
De acuerdo al informe de los profesionales médicos que lo asistieron, “el joven tiene un corte superficial a lo largo del cuello” y se encontraría fuera de peligro.
Tras el lamentable incidente, quedó al resguardo de sus familiares.