El abogado representante de la mujer que denunció por abuso sexual al cura Moisés
Pachado, Sebastián Ibáñez, respondió a los dichos que el sacerdote brindó en una
conferencia para sostener su inocencia y asegurar que la denuncia en su contra es
falsa.
En diálogo con Airevisión, Ibáñez dijo: “Si realmente es inocente como dice, que se
presente cuando el fiscal penal de Belén lo impute e indague y allí haga su descargo.
Una persona que es inocente no elude a la Justicia, no presenta maniobras dilatorias
judiciales, sino que cuanto antes se presenta y da las explicaciones del caso, sobre
todo alguien con la responsabilidad social e institucional que él como sacerdote
tiene”.

Sebastian Ibañez, Abogado,
Sebastian Ibañez, Abogado,

“Él invoca su investidura sacerdotal como una especie de escudo, cuando en realidad
eso le genera más responsabilidad frente a la Justicia que a cualquier otro
ciudadano, ya que hay mucha gente que confía en él y se confiesa con él como
representante de Dios en la tierra, que es lo que significa un sacerdote en la religión
católica. Entonces, él no puede hacer abuso de eso para eludir la acción de la
Justicia y procurar impunidad, sobre todo cuando en un estado de Derecho, como el
nuestro, somos todos iguales ante la Justicia”, expresó el letrado.
Ibáñez indicó que su representada le manifestó siempre que confía en la Justicia
Penal de Catamarca, que “hasta ahora ha venido actuando bien, hay que decirlo”.
“No se ve ningún tipo de preferencia, por el contrario, la Justicia actuó con celeridad,
el fiscal de Belén rechazó la prescripción, así como lo hizo el Juzgado de Control de
Garantías de esa jurisdicción y la Cámara de Apelaciones. Desde el punto de vista de
la justicia, hay una respuesta satisfactoria para la víctima”, consideró.
El letrado expresó, a su vez, que la joven también recibe apoyo institucional, tanto de
la Comisión de Género del Colegio de Abogados como de la Red de Sobrevivientes
de Abuso Sexual Eclesiástico de Argentina.
Cabe recordar que a fines del año pasado la denunciante, que hoy tiene 32 años y es
madre de dos niños, denunció al cura por abusar sexualmente de ella en la
parroquia que tenía a su cargo cuando ella tenía apenas 9 años. Mediante su
defensa, el religioso presentó distintos recursos legales para que la causa no
prospere, pero se rechazaron y investiga la Fiscalía de Tercera Circunscripción
Judicial con asiento en Belén.