Impresionante fue la segunda noche festivalera del Cabrito, con un lleno total donde los presentes disfrutaron junto a músicos de primer nivel, que no dejaron momentos sin que el público se deleitara con cada show.

Artistas locales como Chela Romero, David Rotta, José Luis Garay, El Trovador del Río, David Rotta, Huellas y el grupo capitalino La Cuja fueron los encargados de abrir el telón para una gran velada.

La apertura como cada año con la inconfundible voz de Víctor Hugo Godoy, estuvo acompañada del Ballet 9 de Mayo, con un excelente despliegue.

Luego fue el turno del Duo Pimpinela que se reecontró con un público ansioso de volver a escucharlos.
También estuvieron presentes las bellísimas salteñas de Son Ellas, que dejaron su repertorio, y posteriormente los Nocheros dieron un gran show, que invitó al público a cantar sus canciones de principio  a fin.

El carabajalazo volvió a la tierra del cabrito después de años de no estar presentes, demostrando que las raíces santiagueñas están más firmes que nunca, y recreando el verdadero patio santiagueño.

Peteco junto a Riendas Libres brindó un gran show que puso a bailar y a cantar a su público, que tanto lo esperaba.
El cierre estuvo a cargo de Enrique Maza quien extendió su show hasta casi las 9 de la mañana con una fiesta sin igual, donde nadie quedo sentado.

Anoche se desarrollaba la última luna cabritera con toda la chaya de la mano de Sergio Galleguillo, más El Chaqueño, Los Mattars y un gran cierre a todo cuartero con Ulises.