Es que la marca de ropa deportiva que lleva su nombre está impresa en las casacas del PSG con lo cual el arribo del astro redundó en ese beneficio, según señaló hoy la prensa francesa.

Jordan, seis veces campeón de la NBA con Chicago, es propietario de la marca deportiva Air Jordan, y la llegada de Messi le sirve como fuente de ingreso para engrosar su ya notable fortuna.

Esto se debe a que el estadounidense tiene su marca impresa en los uniformes del PSG, y el acuerdo con Nike prevé un beneficio del 5 por ciento para Jordan sobre las ventas de cada camiseta oficial del club de la capital francesa.

La semana pasada, el acuerdo con Messi movilizó a una multitud en busca del uniforme de la nueva camiseta número 30 y en el sitio oficial del PSG, se venden por 87,99 euros en versión infantil; 107,99 euros en su versión femenina; y 157,99 euros en la masculina.

Las cifras divulgadas estiman que el valor adquirido por las ventas que involucran al argentino ya generó 120 millones de euros de ganancias para el PSG.