La ministra de Planificación y Modernización, Susana Peralta, comentó que el Gobierno convoca a todos aquellos propietarios de terrenos que estén interesados en venderlos para crear un banco de tierras, como alternativa para la construcción de viviendas ante futuros cupos que habilite el Gobierno nacional. El requisito es que estén en condiciones de transferir de inmediato, y priorizarán

aquellos que cuenten con servicios públicos.
“Queremos compactar un poco las ciudades y urbanizar. Estamos notando que la densidad poblacional, al contrario de lo que pasa en todo el mundo, está disminuyendo y eso encarece mucho el costo de los servicios. La población se va a dispersando y va usando lugares alejados entre sí, por lo que se forman muchas ‘manchas urbanas’ sin urbanizar, valga la redundancia”, explicó Peralta en diálogo con Radio Ancasti.

“Hay muchos espacios que por especulación inmobiliaria o por lo que sea no están urbanizados. Lo que queremos, teniendo en cuenta que la Nación nos ha adjudicado viviendas, es ver si hay algún terreno en donde nos convenga hacerlas fuera de los de los fiscales, de los que tenemos en el Estado. Por eso estamos convocando a todos aquellos que sean propietarios de tierras y que tengan interés en venderlas”, remarcó.

La ministra explicó que el mínimo es de media hectárea, en cualquier lugar de la provincia, por lo que no hay ninguna limitación en cuanto a la ubicación. “Si, obviamente, a la hora de realizar una futura compra se va a tener en cuenta si tienen servicios o no, la cercanía con los servicios públicos, etc. Después se verá en base a lo que la gente proponga u oferte, se hará una evaluación de la conveniencia para el Estado, y si hay algo que realmente sea conveniente a los intereses de la Provincia se comprará con el procedimiento licitatorio correspondiente”, sostuvo.

“Esperamos que este sea un procedimiento bien sencillo. Obviamente sería con títulos listos para escriturar. Ése también es un requisito: títulos perfectos o en condiciones de transferir inmediatamente. Es muy importante porque después no podemos hacer las obras de infraestructura”, indicó.