Pese a la incertidumbre que había en relación con que si desde la oposición daría el quórum para tratar la Impositiva 2018, todo quedó develado en la tarde de ayer y finalmente la modificación quedó aprobada.

Luego de haber convocado a una sesión especial el pasado viernes y tras las declaraciones públicas del concejal Gilberto Filippin (dijo que en la última reunión de la comisión de Economía se había acordado seguir tratando la semana siguiente la reforma del Código Tributario Municipal y la Ordenanza Impositiva), ayer los ediles oficialistas y opositores dieron quórum para que se trate la Impositiva.


Allí, tras los planteos, los concejales decidieron aprobar en primera lectura la modificación a la Ordenanzas Impositiva.

Ahora deberán pasar quince días para que se realice la segunda lectura y quede aprobada  definitivamente.

Cabe mencionar que ayer se llevaron a cabo reuniones durante la mañana a los fines de cumplir con algunos puntos que faltaban. Así, se plantearon modificaciones a los proyectos originales.

Estos cambios fueron aceptados por el Ejecutivo Municipal, por lo que la comisión de Economía dio el despacho favorable y, durante la tarde,  ya con la presidencia del Concejo Deliberante (CD) en manos del edil Juan Cruz Miranda, se aprobó la ordenanza con las modificaciones propuestas.

Cabe mencionar que la reforma tributaria municipal contempla modificaciones significativas en cuanto a la cantidad de tasas y las relaciones entre fisco y contribuyente, además de buscar principalmente simplificar la administración tributaria.

Asimismo, sobre las modificaciones, se destaca que se eliminan en total 25 tasas municipales sobre las 40 que actualmente existen.