Corresponsalía- Días atrás restos de un animal llamaron la atención de Andrés Delgado, capataz de estancia en las sierras andalgalenses, en las serranías que constituyen la zona norte de la Quebrada de Villavil, en el departamento Andalgalá. El hombre dio aviso a empleados de Minera Alumbrera, quienes normalmente trabajan en las inmediaciones sobre el hallazgo de una gran cadera de animal en barrancas creadas naturalmente en la zona.
Ante la novedad se dio participación a responsables del Museo de Andalgalá, quienes procedieron a inspeccionar el lugar en compañía y cooperación del Director de la Juventud de la Municipalidad de Andalgalá y vecinos interesados en colaborar.

Las dimensiones de la cadera, de unos 70 cm de ancho por 80 cm de alto, más el conocimiento de que en lugares próximos de Aconquija se encuentran depósitos geológicos que contienen restos de animales prehistóricos de más 8.000 años de antigüedad, hizo pensar al personal del Museo que podría tratarse de un mamífero gigante extinto, posiblemente de la familia de los mylodontidae o megatheriidae, un especie tipo perezoso gigante. Los restos extraídos, aunque en estado fragmentario, arman completamente la pelvis del animal y fueron trasladados al Museo
Arqueológico Provincial “Samuel Lafone Quevedo” de Andalgalá para ser examinados por especialistas y determinar su importancia patrimonial, antigüedad y a qué animal pertenece. Por otra parte, Andrés Delgado, quien diera aviso del hallazgo, realizó la entrega voluntaria al personal del museo de numerosos objetos (cuentas de collar
hechas de caracol, dos puntas de flechas, un cincel de bronce, y una pinza de bronce)pertenecientes a los habitantes prehispánicos del lugar que próximamente serán exhibidos.