En otro importante procedimiento antidrogas llevado a cabo por la dirección Drogas Peligrosas de la Policía de la Provincia, ayer se logró secuestrar 30 kilos de marihuana, medio kilo de pasta base, celulares, dinero en efectivo y un automóvil.
Hasta el cierre de esta edición una persona había quedado detenida, mientras que otra se dio a la fuga pero estaría identificada.
El procedimiento culminó con tres efectivos lesionados y un móvil dañado.
El operativo, con resultados altamente positivos en materia de drogas, inició cerca de las 19 cuando, dispuesta por la Justicia Federal, los pesquisas materializaron una orden de allanamiento en un domicilio del asentamiento General San Martín, en la zona sur de la ciudad Capital.
Allí los efectivos lograron la aprehensión de una persona de 40 años, la cual quedó en calidad de detenida horas más tarde.
Se logró así el secuestro de un pan compactado de marihuana y tres celulares.
De inmediato se inició un rastrillaje en la zona con la ayuda de los canes adiestrados, que llevaron a los investigadores hasta una zona cercana al domicilio en cuestión, que colinda con los márgenes del Río del Valle, donde había más de 25 panes de compactados de marihuana enterrados.

Persecución
Cabe destacar que, en medio del operativo, otro individuo que estaría identificado se dio a la fuga del lugar, por lo que se inició una persecución que concluyó en el barrio Libertador II (1000 viviendas), donde el personal policial fue agredido por familiares y amigos del sindicado, que se logró escabullir y huir para evitar ser aprehendido.
Durante el procedimiento, tres efectivos resultaron lesionados producto de elementos contundentes que arrojaban a los numerarios para evitar que el narco fuera detenido.

marihuana rio del valle, policiales catamarca, policia de catamarca
marihuana rio del valle, policiales catamarca, policia de catamarca

Allí, de todas maneras, se procedió al secuestro de un automóvil marca Volkswagen Gol Trend, dentro del cual, luego de la requisa, se encontró medio kilo de marihuana.
También un móvil policial que había participado en la persecución terminó con importantes daños materiales producto de una lluvia de piedras en la que se vieron expuestos los efectivos por parte de familiares y vecinos del presunto narco.
El procedimiento se extendió hasta las 22.30. Se contabilizó un total de 30 kilos de marihuana y medio kilo de clorhidrato de cocaína (pasta base), utilizado para cocinar la cocaína.
Vale remarcar, el impecable trabajo de inteligencia por parte del personal bajo las órdenes del comisario Carlos Kuns, jefe de la división Drogas Peligrosas, ya que la zona donde se encontraba la droga era de difícil acceso, pues no cuenta con luz artificial y es despoblada.