Luego de las críticas del intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaráz, a la ministra de Salud, Claudia Palladino, a la que calificó de “inútil” y le pidió la renuncia por no habilitar un evento de fútbol en ese municipio, desde el oficialismo defendieron a la titular de la cartera sanitaria.
Consultado por la polémica, el gobernador Raúl Jalil respondió: “La ministra es muy buena. Todos tenemos presiones de la gente, si vamos a abrir un día o abrir al otro día, pero la Nación no lo permite y nosotros tampoco lo permitimos. Todos los intendentes y gobernadores tenemos que cumplir con lo que dice la ley”.
Por su parte, quien fue más enérgica en la respuesta fue la exgobernadora y actual diputada nacional, Lucía Corpacci. “Mi total respaldo y reconocimiento a la Dra. Claudia Paladino que realiza un trabajo incansable, que jerarquiza al Ejecutivo provincial. Es reconocido en todo el país su trabajo y el de todo su equipo”, escribió la presidenta del PJ catamarqueño en su cuenta de Facebook.
Además, Corpacci le dedicó una líneas explícitamente a Guaráz. “Quien la descalifica lo hace, como siempre, desde su soberbia, ignorancia y machismo, que no puede tolerar que una mujer tenga mucho más cualidades en todos los ámbitos que él… si no fuera porque estamos decididas a no dejar pasar ninguna, diría… pobre, ni vale la pena tener en cuenta sus bravuconadas”, disparó y finalizó el texto con “Gracias, Claudia, por tu trabajo”.
En esa misma línea, se expresaron legisladores provinciales del oficialismo. “Lo que más molesta es que salen intendentes, que son repetitivos en su accionar, y pareciera que no se puede hacer nada y la realidad es que, al momento de elegir, debemos recordar siempre estos hechos”, dijo al respecto la diputada Mónica Zalazar.
Destacó el trabajo que viene realizando el Ministerio de Salud, reconocido por el propio presidente de la Nación, Alberto Fernández, en la lucha de la pandemia contra el COVID-19 que pone a Catamarca entre las mejores provincias por los bajos índices de contagios.
“Cuando un hombre elige atacar, lo hace atacando, ninguneando y elige también atacar a una grande porque él en su deseo de ser grande quiere compararse con una grande.  Debemos eliminar estos hechos y es necesario una cuestión de empatía institucional”, concluyó la diputada Mónica Zalazar.