Hasta el momento, y si bien existe un proyecto para avanzar con la modificación a la
Constitución Provincial en la Legislatura, son tres los puntos sobre los que el
Gobierno se enfoca para eliminar los “privilegios” de la política.

El primero es ponerle un tope a las reelecciones indefinidas. Luego está la intención de que las y los diputados junto a senadores comiencen su tarea parlamentaria el primero de marzo.
El tercer punto, cambiar la cantidad de veces que las personas van a las urnas para
elegir Gobernador o Gobernadora y legisladores.

El gobernador Raúl Jalil aludió -en conversación con un medio radial nacional- a ese
trío de puntos apuntado a abrir el debate con la oposición, algo que estima convocar
después del 20 del corriente. Además, remarcó que la Provincia está dispuesta al
diálogo con los representantes de Juntos por el Cambio (JPC) más allá de que se
dificulte conversar con quienes no tienen un cargo Ejecutivo.

En diálogo con AM750, el jefe de Estado local fue consultado sobre si en Catamarca
existen reuniones con representantes de JPC o una mesa de diálogo donde participe
la oposición. Jalil respondió afirmativamente señalando: “Tenemos reuniones, no con
todos, porque hay cargos políticos electivos, como ser intendentes e intendentas, que
tienen responsabilidad de Gobierno; con ellos sí estamos dialogando”. No obstante,
diferencio que “los que no tienen responsabilidad de gobierno, de gestionar, a veces
se complica tener algún diálogo”.

En este orden de ideas, resaltó que “somos un Gobierno abierto” y comentó que el
oficialismo quiere saldar una deuda pendiente de la gestión de Lucía Corpacci: la
reforma de la Constitución. Para el caso, rescató que en la Provincia “estamos
tratando de reformar la Constitución” y entre los puntos que destacó buscarán “para
que tengamos menos elecciones, sin reelecciones indefinidas, como tiene nuestra
Carta Magna ahora”. “Es un desafío muy importante que lo tenemos que hacer entre
todos”, acotó.

Luego, mencionó que convocará para después del 20 a la oposición y con ello abrir el
diálogo en pos de avanzar con las modificaciones al ordenamiento madre en la
provincia. Así, insistió sobre el punto de las reelecciones indefinidas, “algo que la
sociedad no quiere”. A la vez, detalló a qué hacía referencia con menos comicios:
“Tenemos elecciones todos los años, pensamos en tenerlas como en Córdoba, cada
4 años”.

De esta forma, se refirió a la idea de que de que tanto las y los diputados como
senadores comiencen las sesiones ordinarias el mismo día que lo hacen el Congreso
y otras provincias. Es decir, el primero de marzo. “Hay que retrotraer el inicio de la
Asamblea Legislativa que acá, por la Constitución, seguimos en cada primero de
mayo”, dijo el Gobernador.

Por otra parte, se refirió a las elecciones del domingo pasado, donde el Frente de
Todos obtuvo una clara victoria en la provincia, distinguiéndose así del resultado del
oficialismo a nivel nacional. El medio radial, en la previa al Día de la Lealtad, le
preguntó si el FT ganó o perdió. “Fue una elección, una elección se gana o se pierde,
se puede empatar, en algunos circuitos se gana y en otros se pierde”, respondió Jalil
aludiendo, quizás, al resultado del oficialismo en la Capital catamarqueña.

El mandatario contempló que las elecciones intermedias “son muy complicadas
siempre para los Gobiernos y sobre todo si venimos de una pandemia”. Hecha esa
salvedad, explicó que “fue una buena elección, tenemos trabajar y continuar
haciéndolo”.

También comentó el resultado del Frente de Todos en Catamarca, donde “nos fue
bien, hubo 14 puntos de diferencia” respecto a la principal coalición opositora de
Juntos por el Cambio. “A nosotros el presidente Alberto Fernández nos está
ayudando mucho en Catamarca, estamos muy agradecidos y lo han podido
demostrar las y los catamarqueños en las urnas”, agregó el Gobernador sobre el
cierre de la conversación.