Esta mañana en el Precinto Judicial Nº 3 se realizó la indagatoria a Edgardo Salcedo (37), el único detenido por el crimen de Débora Barros (30), la joven que fue encontrada muerta el domingo pasado en la zona sur de la ciudad.

El fiscal a cargo de la investigación de la causa, Ezequiel Walther, lo indagó por el delito homicidio agravado por la relación de pareja en carácter de autor. Acompañado por su abogado defensor, Fernando Contreras, el acusado de abstuvo de prestar declaración.

El lunes pasado el padre de Brenda se presentó ante el fiscal Walther junto a los abogados Ibáñez y Jerez y solicitaron constituirse como querellante en la causa. Lo que fue aceptado por el fiscal y podrán tener ahora intervención en la causa y aportar pruebas a la investigación.