Por primera vez desde que se detectaron casos positivos de Covid-19 en la provincia mañana tres personas mayores de edad, una madre, el esposo y el hijo de ambos, se sentarán ante el juez Federal de la provincia, Dr. Miguel Ángel Contreras y deberán responder por la irresponsabilidad de salir a la vía pública siendo portadores del virus Covid-19, violando así el aislamiento obligatorio.

Por dicha acción estas personas serían pasibles de la aplicación del artículo 202 del Código Penal que reza, “Será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

LA UNION pudo conocer de voceros policiales que en esta mañana, pasadas las 10.00 horas efectivos de la comisaría departamental de Los Altos, departamento Santa Rosa, se constituyeron en un domicilio de la localidad de Alijilán, en donde habita una mujer de 42 años, el esposo de 44 y el hijo de ambos de 21 años y procedieron a la detención de los tres.

La medida privativa de la libertad fue ordenada por la Justicia Federal, quienes días atrás habían tomado conocimiento que los ahora detenidos habían violado en más de una oportunidad el aislamiento obligatorio.

Los integrantes de la familia habían sido hisopados arrojando el mismo como resultado Covid positivo, motivo por el cual debían permanecer aislados en el domicilio.

Luego de confirmar por actuaciones policiales que dicha familia, a quien solo se identificara con la inicial del apellido G., hizo caso omiso a las recomendaciones del COE y violó el DNU vigente, el juez Federal inició una investigación y dispuso el arresto en el domicilio de los tres integrantes de la familia hasta cumplir con los días de aislamiento dispuestos desde el Ministerio de Salud.

Traslado

Esta mañana, el personal de Salud les dio el alta, lo que fue comunicado a la Justicia ordenándose la inmediata detención de la familia, quienes esta tarde fueron trasladados a distintas dependencias de esta ciudad Capital donde quedaron alojados.

En diálogo con este medio, el magistrado confirmó la detención de la familia señalando que mañana serían imputados e indagados por supuestamente “propagar una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas” (Art. 202 CP).

Luego el proceso judicial continuará y los imputados llegarían a un juicio oral y público, donde podrían recibir, en caso de ser encontrados culpable por el tribunal, una pena de entre tres y quince años de prisión.

Cabe recordar que ya la semana pasada LA UNION dio a conocer en exclusiva el arresto de tres hombres, uno de los cuales era covid positivo y los otros dos contactos estrechos del departamento El Alto, quienes habían violado también el aislamiento.

En aquella oportunidad, el juez Federal explicó que como aún debía cumplir el aislamiento ordenado por el personal de Salud, permanecerían arrestados en el domicilio y una vez que reciban el alta serían imputados e indagados, tal como es el caso de la familia de Alijilán.

Reiterante 

Por otra parte, voceros policiales indicaron que en la Capital son constantes los requerimientos de los distintos barrios que dan cuenta de la violación del aislamiento preventivo de pacientes positivos de Covid.

“Se vuelve muy engorroso poder controlar esa situación. Ante la presencia del virus, no podemos ingresar a la casa para controlar que efectivamente la o las personas que debieran estar cumpliendo el aislamiento lo estén haciendo. Por eso, aveces cuando se puede nos quedamos esperando a que la persona que dice el vecino salió de la casa regrese para poder así constatar la violación al DNU”, explicó un funcionario policial de la Unidad Regional N° 1.