Policia de Catamarca
Policia de Catamarca

Un artesano de 65 años fue detenido ayer pasadas las 13 luego de que se hallara en su camioneta picadura de marihuana y cogollos de la misma planta y también llevaba rodocrosita.

Policia de Catamarca
Policia de Catamarca

Fuentes policiales dieron a conocer que, como resultado de  una minuciosa investigación iniciada hace aproximadamente cuatro meses, efectivos de la dirección Drogas Peligrosas de la Policía, conjuntamente con sus pares de la dirección de Seguridad Vial, montaron un operativo en la ruta provincial Nº2, a unos 200 metros  de la intersección con la ruta nacional N°38, en la localidad de El Portezuelo, Valle Viejo.

En el lugar, bajo las directivas del Juzgado Federal, a cargo de Miguel Ángel Contreras, el personal policial interceptó una camioneta Peugeot 504, de color blanco, conducida por un hombre de 65 años. Al realizar la requisa correspondiente, encontraron en el habitáculo bolsas de náilon conteniendo una importante cantidad de picadura de marihuana, una cantidad tampoco especificada de cogollos y alrededor de 1.500 semillas de la variedad cannabis sativa.
Asimismo, los policías incautaron la suma de $3.404, una balanza de precisión, 374 gramos de piedra rodocrosita y un teléfono celular Samsung.
Horas más tardes, personal de la dirección Drogas Peligrosas, junto a efectivos de la división de Operaciones Especiales Kuntur, viajaron hasta una vivienda ubicada en el kilómetro 39 de la ruta provincial Nº 2, en la localidad de Monte Redondo, y con la colaboración de sus pares de la comisaría departamental de Ancasti materializaron una orden de allanamiento dispuesta por el juez federal.
Durante el operativo, secuestraron dos plantas de marihuana de aproximadamente 1,40 metros de altura que estaban siendo cultivadas, una escopeta doble caño calibre 12 con un cartucho del mismo calibre, $5.800 discriminados en billetes de distinta denominación, ciento cincuenta euros (€ 150), cuarenta dólares y 50 gramos de picadura de marihuana.
Cabe señalar que las pesquisas habrían conducido a los investigadores a determinar que esta persona comercializaba la sustancia estupefaciente en la Capital, y cuando ello no era posible la intercambiaba por piedras semipreciosas, ya que tendría el oficio de artesano, por lo que al finalizar los procedimientos, que se extendieron hasta pasadas las 14 de ayer, el sexagenario quedó alojado en la dependencia policial en calidad de detenido, a disposición de la Justicia interviniente.
El hombre ya había sido aprehendido en una oportunidad anterior, acusado de comercializar el estupefaciente entre sus alumnos cuando se desempeñaba como docente.