Un total de 35 fiestas clandestinas y más de 150 actas se labraron entre el viernes y el domingo en los controles realizados en la Capital en relación con la violación del decreto para evitar la propagación del virus COVID-19.
Según la información se realizaron controles móviles, recorridos preventivos e identificación de personas. Fueron controles durante el día, la noche y la madrugada a cargo de personal de las comisarías y los grupos especiales GIR norte, GIR sur, Infantería y los grupos Kappa.

En paralelo, en base a llamados al Comando Radioeléctrico y recorridos en los distintos barrios, se desarmaron 35  fiestas clandestinas o reuniones sociales. El número responde a lo actuado entre el viernes 30 de abril y el domingo a las 22.
Los uniformados labraron un total de 135 actas y secuestraron 60 rodados, 46 motos y 12 autos. Las motos fueron trasladadas a las dependencias policiales, mientras que los automóviles fueron trasladados al Corralón Municipal.

Personas
Asimismo en el marco de los controles se trabajó con la identificación de personas, fue a un total de 310. De ese total 36 quedaron aprehendidas y 12 tenían pedido de detención de las distintas fiestas penales por distintos delitos.
En ese marco, en un procedimientos realizado en el barrio 30 viviendas de la localidad de Bañado de Ovanta, departamento Santa Rosa, los efectivos arrestaron a ocho individuos que se encontraban en una fiesta privada.

Las multas
Las actas realizadas fueron por violar el decreto y tal como lo indicó El Ancasti en un informe anterior, los artículos del decreto más infringidos fueron el no uso del barbijo, cuya multa es de $3.000, circular fuera del horario permitido (allí se incluyen las fiestas privadas), que asciende a $37.500 pesos, y multas por comercios abiertos fuera del horario permitido, con un valor de $ 22.500.
La autoridad de aplicación de la multa es la Policía de la provincia y el decreto implementado por el Gobierno provincial estableció y enumeró el monto de la multa para cada infracción.
Hasta el 15 días de abril se había recaudado más de medio millón de pesos en el cobro de las multas. El dinero sería destinado para reacondicionar comisarías y demás necesidades de la Policía.

Tiene COVID y salió ebrio de su vivienda 

En la tarde del domingo una mujer se comunicó con el Comando Radioeléctrico informando que ella y su pareja tenían COVID positivo y debían permanecer aislados en su casa pero que su marido había salido y ebrio.
La Policía salió en su búsqueda y encontró al hombre de 31 años en inmediaciones del  Pasaje Jerusalén, en la zona sur de la ciudad. Se puso en conocimiento al Juzgado Federal y se dispuso conducir al individuo hacia su domicilio, proceder con la notificación de aislamiento y remitir las actuaciones a Fiscalía Federal.