Jóvenes heridos con perdigonazos, otros arrestados y denuncias cruzadas con la Policía fue el saldo de un violento procedimiento realizado el domingo a la noche en el departamento Fray Mamerto Esquiú.
El caso es investigado por la Fiscalía de Instrucción N° 9, subrogada por Alejandro Gober, quien solicitó las actuaciones del procedimiento y espera informes médicos para resolver.

La versión policial del hecho indica que todo comenzó alrededor de las 23 del domingo en cercanías del murallón del dique Las Pirquitas, en donde fueron a disuadir a unas diez personas que estaban en cinco motocicletas.
Siempre de acuerdo con la versión de los uniformados, estas personas subieron a los rodados y se dieron a la fuga pese a la advertencia policial de detener la marcha. La persecución comenzó por la ruta provincial 1 y a la altura de Pomancillo fueron arrestados dos jóvenes de 18 años que se conducían en una Motomel CG 150 cc roja.
Los policías mencionaron que cuando estaban en el operativo de arresto de estos motociclistas regresó el resto del grupo, lo que desató una batahola en la que hubo daños en los móviles producto de todo tipo de proyectiles. Ante esta situación, “los efectivos realizaron disparos utilizando una escopeta provista por la Institución con cartuchos de
perdigones de goma y lograron que las otras personas continuaran la huida con destino desconocido”, reza el parte de la División Relaciones Institucionales. En ese lugar fue arrestado un adolescente de 15 años y se le secuestró su moto.
También se conoció la versión de los motociclistas, quienes señalaron que fueron perseguidos por los policías y que les dispararon deliberadamente. Negaron haber arrojado piedras.
“Los esperaron con las luces apagadas y les dispararon”, señaló el padre de uno de los jóvenes heridos, quien manifestó que cuando vio a su hijo regresar con el torso lleno de balazos de goma le preguntó qué había pasado. “Sin mediar palabra, sin darse a conocer, ni nada, comenzaron a dispararles a quemarropa mientras los insultaban.
Luego les atravesaron el móvil en la ruta. Unos heridos pudieron escapar de esta locura, otros fueron aprehendidos… Hay buenos policías pero estos inoperantes inútiles sin duda no fueron preparados como corresponde para ser un verdadero policía”, señaló el padre.
Dos jóvenes que terminaron con heridas se presentaron por su cuenta en el Hospital San Juan Bautista y pese a que habían sido aprehendidos en primer lugar, la Fiscalía dispuso el cese de la medida.
Averiguación interna
En un comunicado enviado anoche por la Policía se confirmó que se abrió una investigación interna. “Dadas las circunstancias, el uso de un arma de fuego y las características de las lesiones que presentan las personas que habrían estado vinculadas con esta situación en particular, se ordenaron las actuaciones administrativas a los efectivos que tuvieron a cargo el procedimiento y a los superiores de turno en el momento, que ayudarán a controlar que el procedimiento se haya realizado dentro del marco legal” expresa.