Una incómoda situación se generó en el marco de la campaña electoral, etapa en la
cual la oposición concentra su discurso en el tema de las adicciones, a partir de la
circulación de folletería que ataca directamente la tarea del Centro Integral
Terapéutico “La Sala”.
Los volantes en cuestión arrancan con un mensaje oscuro, con la fotografía de una
persona encapuchada sobre fondo negro, y la leyenda “Mi mayor temor es que mis
hijos caigan en la droga… La droga se apoderó de mi barrio, soy una madre
desesperada”.

Flavio Fama, Tiago Puente
Flavio Fama, Tiago Puente

Tras la tétrica portada, aparece un folleto en colores con la fotografía de Flavio Fama
sonriente. El candidato a intendente de Juntos por el Cambio menciona distintas
propuestas en recuadro, siempre con la drogadicción como eje, y señala como
iniciativa “reactivar el funcionamiento del centro de tratamiento ambulante de las
adicciones”, al que define tajantemente como “vaciada por la actual administración”.
Lo particular de la situación es que el propio Flavio Fama visitó dos días antes el
centro terapéutico, se interiorizó sobre su trabajo y felicitó a quienes desempeñan allí
sus tareas.
Esta contradicción causó enorme desconcierto, y no se sabe si atribuirla a un gesto
de cinismo o a un desentendimiento entre el candidato y quienes manejan su
campaña.
No obstante, el perjuicio mayor no pasa por una eventual crítica, sino por el daño que
puede generar el mensaje tanto en los pacientes del centro y en sus familiares, como
en aquellas personas que necesitan contención y pueden dudar o directamente
descartar acercarse a la entidad.
Gran sorpresa
Ana Carolina Fadel, responsable de La Sala, comentó que “el martes recibimos la
visita sin previo anuncio de Flavio Fama”, a quien recibieron como a cualquier
persona que se acerque a la institución.
Fadel señaló que, por la naturleza de las terapias que se realizan, habitualmente se
programan todas las visitas, esencialmente para resguardar a los jóvenes allí
alojados, pero de todas maneras se brindó pleno acceso a Fama y a Tiago Puente,
quien lo acompañó, y le mostraron al detalle cómo se trabaja, como son las
instalaciones y cada detalle del lugar.
Fama, que no conocía el lugar, se interiorizó sobre el Centro, e incluso compartió
luego la experiencia en sus redes sociales.
“Me llamó poderosamente la atención cuando tomé conocimiento del folleto, porque
estando allí Fama felicitó el trabajo del equipo, él desconocía la existencia de ese
espacio terapéutico y se mostró maravillado y encantado”, relató Fadel sin
comprender la razón por la que luego habló de vaciamiento y de reactivar el lugar.
“Tenemos un grupo de trabajo que entrega alma, vida y corazón por estos jóvenes y
resguardamos mucho a los pacientes. Somos una institución que está trabajando
hace cuatro años y medio, hemos recibido aproximadamente 250 admisiones con
muy buenos resultados. Formamos parte de un equipo comprometido, y tenemos
además equipos territoriales trabajando en el norte y en el sur de la ciudad, que
actúan permanentemente. Les permitimos recorrer todas las instalaciones, los
acompañamos, vieron que estamos equipados, que ponemos lo mejor para que todo
funcione, para que los chicos puedan salir adelante y superar su problemática”,
precisó Fadel sin comprender las razones del ataque.
La especialista sostuvo que es muy grave “hablar a la ligera de adicciones”, y se
mostró contraria a la intención de manosear el tema para buscar réditos políticos
desde el desconocimiento, como caballito de batalla en una campaña política.
Sugirió por eso que retirar de circulación los confusos folletos “sería lo óptimo, no por
mí ni por mi equipo de trabajo, sino por las personas que pueden tener necesidad del
servicio que ofrecemos y por respeto a los pacientes y sus familias”.
La Sala
A más de cuatro años de su creación (celebró su aniversario en junio) el Centro
Integral Terapéutico “La Sala”, dependiente de la secretaría de Salud y Protección
Ciudadana de SFVC, cumple un rol fundamental, reconocido a nivel nacional.
La Sala es una casa de resguardo que cumple con los requerimientos para asistir a
personas con problemas de adicciones, asesoramiento familiar, contención grupal e
individual y una proyección de recuperación y reinserción social.
La institución propone un abordaje preventivo y terapéutico a partir de una
perspectiva situacional, dinámica y dialéctica que sitúe al sujeto y a su problemática
en su contexto social. Asiste actualmente a 20 pacientes, entre los denominados
“activos”, que concurren a diario, y “ambulatorios”, que sólo cumplen con los turnos
programados en psicología y psiquiatría.
Por otra parte, se recibe los casos derivados desde los Centros de asistencia como el
ex Humaraya, los hospitales San Juan y de Niños, los Juzgados y Fiscalías, donde
se lleva adelante un protocolo específico.
La Sala es un lugar de totalmente equipado para la asistencia de aquellos jóvenes
que desean superar y dejar de lado las situaciones de consumo indebido.
Las personas interesadas en saber más acerca del funcionamiento de la institución
pueden comunicarse a través de la página oficial de Facebook «Centro Integral
Terapéutico La Sala» o directamente en el espacio en Sumalao, Valle Viejo.