Otra investigación contra la lucha por la venta de droga iniciada por la denuncia de vecinos anónimos concluyó con el desbaratamiento de dos puntos de venta de droga al menudeo.

Fuentes policiales vinculadas a la causa indicaron que todo inició en horas de tarde del sábado.

Alrededor de las 19:00, los efectivos de la Dirección Drogas Peligrosas, acompañados por sus pares de las delegaciones locales, materializaron allanamientos simultáneos, bajo las directivas del Juzgado Federal, a cargo del Dr. Miguel Ángel Contreras, Secretaría del Dr. Luis Alberto Baracat.

Dichos allanamientos fueron en el Barrio El Monumento, ubicado en la calle Mitre S/N’, y en la calle Artaza S/N’, de la ciudad de Belén, departamento homónimo, propiedad de las familias Cruz, Ignes y Sorovigarat, respectivamente.

Allí, con la colaboración de sus pares del Grupo Antinarcóticos de Unidades Regionales  (GAUR) de Belén,  Tinogasta, Andalgalá y Santa María, incautaron durante una minuciosa requisa una gran cantidad de cigarrillos de armado casero “porros”  y dosis de marihuana listas para ser comercializadas. Además, hallaron en un sector de una de las viviendas dos plantines de la variedad Cannabis Sativa, de unos 15 cm. aproximadamente, que estaban siendo cultivados; elementos para fraccionar la sustancia estupefaciente:, tres teléfonos celulares de distintas marcas y modelos y una importante suma de dinero en efectivo, discriminada en billetes de distinta denominación.

Detenciones

Al finalizar las medidas judiciales, quedaron en calidad de detenidos una joven mujer de 20, un joven de 21 años y dos hombres de 38 y 41 años de edad, quienes fueron alojados en las dependencias policiales correspondientes, sospechados de ser los presuntos autores de comercializar la droga al menudeo. Según explicaron fuentes de la causa, con la sustancia incautada y la detención de los moradores de las viviendas allanadas quedaron totalmente desbaratados dos puntos de venta de estupefacientes en el oeste catamarqueño.

En Capital

Por otro lado, en la Peatonal Rivadavia, entre las calles Chacabuco y Mota Botello, efectivos de la Comisaría Primera arrestaron a dos jóvenes de apellido Ramírez, ambos de 26 años de edad, oriundos de la provincia de Tucumán, quienes habrían sido sorprendidos infraganti llevando un mantel lacrado y una gorra, que habrían sustraído, minutos antes, de un local comercial ubicado en calle Rivadavia al 800.

Al momento de realizarle la requisa correspondiente, los policías encontraron entre sus pertenencias otro mantel, dos  tijeras, un cargador portátil para teléfono celular,  un  bolso de mano y dos shampoos de dudosa procedencia, que quedaron en calidad de secuestro.

Finalmente, se invitó al encargado del comercio  a radicar la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial N° 1, mientras que los aprehendidos fueron trasladados y alojados en la seccional, a disposición de la Fiscalía de Instrucción en turno, a cargo del Dr. Carlos Ezequiel Walther, desde donde se indicaron las diligencias a cumplimentar.