La Municipalidad de la Capital desplegó un enorme operativo que involucró personal
especializado y maquinaria de todas las áreas, para avanzar en tiempo récord en la
tarea de limpieza integral de la ciudad.
A partir de la movilización masiva de equipos y operarios, se lleva adelante un trabajo
que abarca desde el retiro de arena, piedras, árboles y ramas, hasta reparaciones
preliminares en los puntos donde se dañó el asfalto.
De esta manera comienzan a superarse los efectos del fenómeno natural presentado
en las primeras horas de la tarde del lunes, cuando el Valle Central padeció la lluvia
más intensa de la última década.
También comenzó a diseñarse el plan para recuperar el asfalto en los puntos más
críticos, aunque ello demandará unos días más porque se requiere que los sectores
se sequen para construir el nuevo pavimento.
Mientras tanto, los servicios no se interrumpieron, la recolección de residuos se
cumplió según el cronograma habitual y el cementerio municipal trabajó con
normalidad.
El Comité de Emergencia municipal se encuentra trabajando a pleno, y sostiene a su
vez las labores de asistencia y contención social. De los 80 vecinos evacuados,
quedan actualmente 60, todos alojados en el CIC Sur y en perfectas condiciones.
“Durante todo el día recorrí las zonas afectadas por el temporal y la situación está
normalizada en la mayor parte de la ciudad, aunque resta mucha tarea por hacer y
hay obras que demandarán más tiempo”, expresó el intendente Gustavo Saadi, quien
conduce el operativo.
Reunión de gabinete
Saadi reunió a su gabinete a primera hora de la mañana, e impartió directivas para
que todas las áreas trabajaran coordinadamente distribuyéndose las tareas más
urgentes. Recorrió luego, durante la jornada, distintos puntos de la ciudad como Valle
Chico, la esquina de Avenida Virgen del Valle y Prado y otros barrios.
Los equipos de Higiene Urbana, Ambiente y Espacios Públicos, Atención al Vecino,
Urbanismo e Infraestructura, entre otros, con la colaboraciones de los concejales,
salieron a las calles para despejar caminos, veredas, paseos, habilitar la circulación y
recuperar la limpieza general, lo cual incluyó desde el barrido manual hasta la
intervención de excavadoras y maquinaria pesada.

Las cuadrillas municipales intervinieron en más de 70 puntos de la zona urbana,
entre ellos Barrio CGT, Junín y Güemes, de plaza del Maestro hasta plaza de Choya,
La Viñita, Avenida Chelemin, Avenida Terebintos hasta la rotonda de la Quebrada de
Moreira, Esquiú y Maipú, Avenida Mariano Moreno, Avenida Italia, Avenida Perón,
arroyo del Alto de Choya, Valle Chico, Barrio las Flores, Bartolomé de Castro, toda la
zona Sur y todas las avenidas que circundan el casco céntrico, entre otros sectores.
Por otra parte, desde Desarrollo Económico se relevó la situación de comercios de
las zonas Norte y Sur, para verificar la situación y respaldar a quienes hayan
resultado afectados.

Gustavo Saadi,
Gustavo Saadi,

Plano social
En el plano social, el municipio asistió a más de 200 familias en Capital y evacuó a
unos 80 vecinos, de los cuales 60 permanecen alojados y en perfecto estado en el
CIC Sur.
Alberto Natella, secretario de Salud, Desarrollo Humano y Políticas Sociales, recordó
que “cayó casi un cuarto de lo que cae anualmente en el Valle central”, y comentó
que a partir de allí “hicimos un relevamiento y descubrimos que las zonas más
afectadas fueron el sudeste de la Capital, Villa Eumelia, Monte Cristo y Virgen Niña,
con viviendas anegadas, muchos de esos vecinos perdieron elementos de higiene
personal, ropa de cama, vestimenta. Les brindamos asistencias alimentarias y
continuamos relevando. Las necesidades son muchas y trabajamos para resolver la
situación de cada uno de ellos”.
“Tenemos personas evacuadas, quienes sufrieron graves daños en sus viviendas,
pero con las tareas que llevamos adelante esperamos llevar una solución a cada una
de ellas”.
Declaraciones
Ángel Gallo, director de Higiene Urbana, sostuvo por su parte que “todo el día nos
enfocamos en fuertes operativos de barrido en la Capital”.
“Desde ayer que trabajamos sin parar y hoy, cuadrillas de unas 100 personas
realizaron tareas de barrido en el casco céntrico por la mañana, desde las 15 en las
avenidas principales y luego hacia los barrios de la periferia. Hay mucha arena
mojada todavía, y adelantamos el servicio de barrido para que en caso de que vuelva
a llover no afecte la recolección de la arena”.
“Cerca de 800 personas, con cinco máquinas, 8 camiones y compactadoras están
trabajando para normalizar la situación” aseguró.

“En cuanto al servicio de recolección se desarrolló de forma normal, salvo las calles
anegadas en algunos barrios, por lo que pedimos a los vecinos sacar la basura a
horario para que los perros no destrocen las bolsas y dificulten la tarea de los
recolectores”.
En tanto, Fernando Castillo, de la Dirección General de Atención al vecino, indicó que
“estamos trabajando en Valle Chico, en las calles socavadas donde se desbordó el
río; trabajamos con 4 máquinas nivelando las avenidas principales y adentro del
barrio”
“Anoche estuvimos en Rivera del Valle y Villa Eumelia despejando canales que con
los elementos que arrastró la lluvia no permitían la fluctuación del agua. En el barrio
CGT trabajamos con cloacas desbordadas, para solucionar desbordes que afectaban
a los vecinos. Cabe destacar que gracias a la limpieza del vertedero de El Jumeal se
permitió que, a pesar del desborde, el vertedero accione de forma efectiva. Por este
motivo se solicita a los vecinos no arrojar basura en esa zona” remarcó.
Tranquilidad
Eduardo Aden Monferrán, secretario de Urbanismo e Infraestructura, señaló
finalmente que “queremos llevar tranquilidad a los vecinos e informarles que la
totalidad del personal se encuentra trabajando para llevar soluciones concretas a los
vecinos que se vieron afectados por el temporal”, incluyendo 700 personas del área
que conduce.
“Por orden del intendente suspendimos todas las obras en las que se estaba
trabajando y nos abocamos al relevamiento y reparación de las arterias que fueron
destruidas por el agua. Si bien no se puede asfaltar mientras haya agua o humedad,
realizamos la compactación de los baches para que luego de este temporal podamos
volver a asfaltarlos. Tampoco descuidamos a las postas y las escuelas, que están
pronta a la apertura de las clases presenciales, por lo que tenemos cuadrillas
trabajando en esas zonas para asegurarnos de que se encuentren en óptimas
condiciones” remarcó el ingeniero.