El Gobernador Raúl Jalil recibió al director ejecutivo de Seguridad Vial Nacional, Pablo Martínez Carignano, con quien se dialogó sobre la problemática vial en la región.

La reunión se dio en el marco de la 1ra Asamblea de autoridades del Consejo Federal de Seguridad Vial Región NOA, que se desarrolla en nuestra provincia.

En dicho encuentro se acordó diagramar en conjunto trabajos de control y fiscalización de rutas, en especial por el inicio de la temporada estival donde el flujo de automovilistas se incrementa.

De la Asamblea participaron autoridades de las provincias de la región, entre los que estuvieron presentes el ministro de Seguridad de Catamarca, Gustavo Aguirre; el secretario de Transporte y Seguridad Vial de Tucumán -y presidente del Consejo-, Benjamín Nieva; la subsecretaria de Seguridad Vial de La Rioja, Carolina Dascola; el secretario de Seguridad Vial de Salta, Carlos Sauma; el secretario de Seguridad Vial de Jujuy, Alejandro Marenco; el secretario de Seguridad Vial de Santiago del Estero, Néstor Flores y el director de Seguridad Vial de Catamarca, Sergio Leiva.

El mandatario provincial y Carignano dialogaron sobre la problemática vial, donde analizaron la posibilidad de abrir una base de seguridad vial en Catamarca que permitirá sumar más controles como equipamiento tales como móviles, alcoholímetros. Además, abordaron el proyecto que se encuentra en estudio en la Cámara de Diputados de la Nación de tolerancia cero para quienes manejan con alcohol en sangre.

“Nosotros vivimos en un país donde los siniestros viales son la principal causa de muerte en menores de 35 años, y donde una de cada tres personas que ingresa a un hospital por accidente tiene alcohol en sangre”, explicó Carignano y agregó que si bien existen normas que regulan la ingesta de alcohol, no todos la cumplen. “Queremos que los ciudadanos sean responsables, si van a conducir no beban. No queremos un país abstemio ni ley seca, sino responsabilidad al conducir”, subrayó.