Dos personas terminaron arrestados luego de que supuestamente agredieran físicamente a policías en un procedimiento ocurrido en la zona sur de la ciudad.

El incidente se registró a las 0.05 de ayer en la esquina de avenida Manuel Navarro y Ricardo Rojas, en donde personal del Grupo de Infantería Motorizada de Acción Rápida (GIMAR) realizaba recorridos preventivos y observó a un automóvil Suzuki Swift, de colores azul y blanco.

Según informó la División Relaciones Institucionales, el conductor realizaba “maniobras peligrosas y vociferaba insultos” y que tras percatarse de la presencia policial, emprendió la fuga y fueron interceptados a la altura de la Manzana “P” del barrio Santa Marta.
Acto seguido, arribó un móvil de la comisaría Novena que convocaron a personal de la Dirección de Seguridad Vial de la Policía de la Provincia, quienes practicaron el test de alcoholemia al conductor, arrojando resultado positivo. Los policías labraron el acta y decidieron el traslado del rodado a la comisaría para finalmente alojarlo en el Corralón Municipal. Según fuentes policiales, cuando esto ocurría, el conductor del rodado, un hombre de 48 años y otra persona de 18 años, habrían agredido a los uniformados. A la trifulca se sumaron vecinos que habrían intentado entorpecer el procedimiento.

Los dos revoltosos fueron trasladados a la comisaría y los uniformados radicaron denuncia en la Unidad Judicial N° 9. Las actuaciones fueron giradas a la Fiscalía de Instrucción N° 5 a cargo del fiscal Hugo Costilla. El conductor del rodado fue imputado por las lesiones, en tanto que el joven de 18 años por atentado a la autoridad.

Otro episodio ocurrió ayer a la mañana en la zona norte de la ciudad, en donde le secuestraron la motocicleta a una joven que circulaba en aparente estado de ebriedad.

Personal de la comisaría Cuarta realizaba el operativo aproximadamente a las 7.30 y al entrevistarse con la joven de 22 años, esta se negó a realizarse el test de alcoholemia ante personal de Seguridad Vial.

A las 19.30 del sábado en la intersección de calles Honduras y República Dominicana, efectivos de la Comisaría Séptima demoraron un automóvil Renault Clio negro, cuyo conductor, un hombre de 30 años, conducía aparentemente estado de ebriedad.
Personal de la Dirección de Seguridad Vial de la Policía de la Provincia, realizaron el test de alcoholemia correspondiente, que arrojó resultado positivo.

El vehículo quedó en calidad de secuestro.