Luego de haber empezado en la jornada del miércoles la maratónica sesión, los legisladores nacionales expresaron sus argumentos por casi 24 horas en el Congreso Nacional, mostrando su apoyo o rechazo a la ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE), o como se la conoce, “ley de aborto”, hasta que finalmente se procedió a votar y aprobar el proyecto.
Todo comenzó el miércoles. Los diputados empezaron sus exposiciones para dejar ver su postura. En ese debate entre los primeros expositores estuvieron los representantes del bloque “Elijo Catamarca”, es decir Gustavo Saadi y Silvana Ginocchio.
Como el debate se extendió durante toda la noche del miércoles y la madruga de ayer, los diputados nacionales Eduardo Brizuela del Moral (FCS), Orieta Vera (CC-ARI) y Verónica Mercado (FPV) también dieron su discurso. 
Brizuela del Moral destacó que la Constitución “considera que hay vida desde la concepción y la protege”, agregando que la “sociedad considera la práctica abortiva como la quita de una vida, y de allí que derive la persecución penal para la mujer que se somete y para quien realiza la práctica”.
“Creo en la vida desde la concepción, lo creo desde lo moral y religioso, y desde lo técnico y jurídico”, remarcó.
Por su parte, Vera manifestó que “toda manipulación del embrión humano no dirigida a su propio bien, y lo que es peor, encaminada a su destrucción, es inaceptable”. “Como el primer derecho humano, la vida debe defenderse siempre, sin importar si está dentro o fuera del vientre materno; debemos defender y proteger la vida de la madre y del ser que lleva adentro”.
Mientras tanto, Mercado señaló que “la interrupción voluntaria del embarazo, legal o ilegalmente, va a seguir produciéndose”. “No discutimos si abortar o no, discutimos si es seguro o clandestino”.
Finalizadas las exposiciones de los diputados nacionales, el presidente de la cámara baja puso a votación el proyecto de IVE, y allí, tras realizar algunas correcciones por los votos mal computados de dos legisladores, el proyecto obtuvo 129 votos a favor y 125 en contra. Esta aprobación fue festejada por los diferentes sectores que desde la noche anterior estaban en vigilia.

Desde la CEA y Celaf 

Mediante un comunicado, la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y la Comisión Episcopal de Laicos y Familia (Celaf), con el título “Vale toda vida”, menciona: “Nos duele como argentinos esta decisión. Pero el dolor por el olvido y la exclusión de los inocentes debe transformarse en fuerza y esperanza, para seguir luchando por la dignidad de  toda vida humana”.
“La situación de las mujeres frente a un embarazo no esperado, la exposición a la pobreza, a la marginalidad social y la violencia de género siguen sin tener respuesta. Simplemente se ha sumado otro trauma, el aborto. Seguimos llegando tarde”, dice.
“Tenemos la oportunidad de buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto. La cámara de Senadores puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia”, destacan.