No hay nada más noble que ganarse la vida con el sudor de uno mismo. Ésta es la historia del santamariano Heber Ballarini, quien lleva adelante un emprendimiento familiar que hoy es el principal sustento de su hogar. Se encarga de poner el pan en cada mesa de Santa María y, al mismo tiempo, reúne lo necesario para llevar ese mismo alimento a su casa.

“Siempre en la misma esquina, Esquiú y Moreno, siempre con el mismo carisma, sin importar la temporada, haga frío o calor, Heber Ballarini ofrece todas las tardes las clásicas tortillas a la parrilla y pan”, consigna el sitio Acontecer Calchaquí, que resaltó la labor de este joven emprendedor y su familia.

Así lo cuenta el mismo Ballarini: “Éste es un emprendimiento que está desde hace 12 años en esta esquina tradicional de la ciudad. Tenemos nuestra clientela que busca las tortillas rellenas y el pan casero; como hace mucho frío parece que da más hambre por lo que llevan bollo con chicharrón, pan dulce con arrope. Además, ofrecemos facturas rellenas con membrillo, maicenitas, pan dulce, hacemos de todo un poco”.

Y también se refirió a estos tiempos de crisis, en los que las ventas disminuyeron. “Antes compraban mucha cantidad, pero hoy llevan solo lo necesario, sin embargo nosotros estamos todos los días, salvo los sábados. Las tortillas las elaboramos a la vista y el pan lo traemos desde la casa, en donde utilizamos el horno de barro tradicional”, contó.
Por último, destacó el apoyo de la familia y de amigos que le colaboran para que puedan vender todos los días e incluso vivir de esta actividad.