Otros efectivos habrían intentado darse a la fuga en remises. Además de la notificación de más de 200 personas durante el fin de semana por violar el DNU y circular fuera del horario permitido, al menos ocho efectivos del Servicio Penitenciario fueron sorprendidos participando de una fiesta clandestina en Villa Parque Chacabuco. El reprochable comportamiento de los miembros de la fuerza sucedió en la madrugada del sábado en un domicilio de calle Los Olivos. Allí, efectivos de comisaría Tercera debieron intervenir en el domicilio del presunto organizador del evento clandestino, identificado como José Adrián Gasca, quien habría aducido ser empleado bancario y tener influencias para evitar que los policías los molestaran en su jolgorio. Según la policía, se identificó a un cabo primero del Servicio Penitenciario Provincial (SSP) como Marcelo Daniel Ayosa, quien se encontraba en compañía de cuatro jovencitas, presuntamente primas, con las cuales se trasladaba en un automóvil Ford Fiesta Kinectic (AA621VD).Todos los ocupantes del rodado fueron arrestados, aunque no terminó allí. En el interior del domicilio, todavía había varias personas que se burlaban del personal policial, según las mismas fuentes. Tras montar un operativo cerrojo, finalmente los policías que intentaban hacer cumplir con las medidas preventivas sorprendieron a otros escurridizos concurrentes de la fiesta clandestina, quienes aparentemente intentaban darse a la fuga en remises. Sorprendentemente, estas personas también eran efectivos del SPP y fueron identificados como Micaela Guzmán, Jorge Luciano Santillán, Cristian Exequiel Reinoso, Laura Josefina Toledo, Jonathan Federico Seco, Marcos Exequiel Tula, Bruno Damián Ludueño y su pareja.


Un sargento de policía violento ahora fue arrestado por hacer una fiesta clandestina

En su casa de Santa Rosa (Valle Viejo) había alrededor de 20 personas consumiendo bebidas alcohólicas.

Mientras la mayoría los efectivos de la Policía de la Provincia no dan abasto para hacer cumplir medidas preventivas para combatir el coronavirus, otros pocos se dedican a desobedecerlas.

El fin de semana desarticularon más de cincuenta fiestas clandestinas pero, para sorpresa de los mismos colegas, una de las reuniones privadas fue organizada por un sargento de policía identificado como Ariel Pacheco Rojas, quien además en abril de 2020 protagonizó un violento episodio en el que fue arrestado por agredir a su propio hijo e insultar a una oficial superior.

El violento suboficial de la fuerza, que además había sido sumariado en por este hecho (el fiscal Ezequiel Walter lo caratuló como contravención y no como un delito), fue beneficiado por la Justicia y un mes más tarde volvió a sus funciones en la comisaría Séptima.

Aparentemente, en este contexto, mientras gozaba de una licencia laboral -casi como inmune al virus y a las reglas- fue sorprendido por efectivos de la comisaría luego de haber organizado una fiesta privada en su domicilio de avenida Felipe Varela 988, en la localidad de Santa Rosa (Valle Viejo).Allí, según informaron fuentes policiales, había alrededor de 20 personas, entre ellas Walter Frías, el vocalista de Los Sacheros, quien en diciembre de 2020 fue arrestado y denunciado por violencia de género en contra de su pareja.

Vale destacar que en ambos procedimientos en los que fue arrestado Pacheco Rojas coinciden dos situaciones similares. Una sucedió en su domicilio y la segunda es que estaba aparentemente bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

Además, en ambos casos habría intentado agredir a oficiales superiores de la fuerza, lo cual es considerado una falta grave, causal de exoneración según el reglamento de la fuerza.

Según la información a la que pudo acceder este diario, el intocable sargento de policía ahora sumó otras ocho denuncias en la Unidad Judicial N° 10 por parte de sus propios colegas, entre ellas la de un comisario de apellido Romero, quien estaba a cargo del operativo y a quien habría insultado e intentado agredir físicamente.

Para poder reducir al ofuscado policía fue necesaria la presencia de efectivos de las fuerzas especiales, agregaron las fuentes.