El gremio solicita un incremento del 46% al 1 de febrero, ya que señalan que la inflación en este año llegaría a ese porcentaje, aunque aclaran que si se supera esa cifra el aumento deberá “actualizarse automáticamente”.

Además, requieren el blanqueo total de los haberes que actualmente se encuentran con carácter no remunerativo “marcando una equidad con el sector de trabajadores docentes que ya cuentan con este derecho incorporado en sus haberes mensuales”.

También piden “equiparar al 1 de febrero las asignaciones familiares con los montos abonados por Nación”, y que se produzca una “recategorización de todos los empleados de la administración pública Provincial con una antigüedad mayor a los 3 años en su categoría”.