Una pareja se queda con los 400