Una mujer irlandesa se queda ciega después de que un parásito le devorase la córnea