Ictioterapia

Imagen de una pedicura con peces. Eliedion / WIKIPEDIA

Una joven australiana de 29 años llamada Victoria Curthoys ha sufrido la amputación de todos los dedos de su pie derecho tras someterse a una pedicura con peces ‘garra rufa’, cuenta The Sun.

La chica estaba en Taliandia disfrutando de unas vacaciones, cuando decidió someterse a este tratamiento en el spa de su hotel. Consiste en introducir los pies en un tanque de agua templada con entre 100 y 200 peces, que se comen la piel muerta de los pies del paciente.

El problema es que Victoria había sufrido años antes un accidente en el dedo gordo del pie con un cristal que le supuso la amputación de medio pulgar. La pedicura creó una infección en la zona, que devoró el hueso de este dedo.

Pero tiempo después, y al ver síntomas en otros dedos, supo que la infección se había extendido al resto de los dedos, que fue perdiendo paulatinamente hasta quedarse ahora sin dedos.

Fuente: 20Minutos