Amputación

Victoria Snell tras amputarse la pierna. Captura TV

Victoria Snell es una joven británica que tras un accidente se rompió una pierna. Seis años después seguía sufriendo grandes dolores y a pesar de haberse sometido a varias operaciones, nada pudo aliviar sus molestias.

A sus 26 años decidió cambiar su vida de manera drástica, procediendo a una amputación voluntaria. Una semana antes de esta Navidad quitó lo que para algunos es algo indispensable y para ella se había convertido en angustia.

“Exactamente un mes después de la amputación pude caminar por primera vez sin dolor en seis años y medio”, explica Victoria a la BBC y añadió que hasta lo celebró con una fiesta.

En cuanto a su nueva vida con la pierna prostética se declara optimista y feliz por poder “andar otra vez y fortalecer el cuerpo para compensar por la parte que ya no está ahí”.

Fuente: 20Minutos