Un restaurante se niega a servir la cena a la portavoz de la Casa Blanca