La 100 Actualidad

25 agosto, 2019 23:58

El ayudante del Sheriff de California del Sur anunció por radio que un francotirador le habían disparado desde un edificio y resultó ser todo una insólita mentira


Un oficial pidió ayuda por un supuesto ataque de un francotirador: era todo mentira

El pasado jueves a las 2:48 p.m. Angel Reinosa, un ayudante del sheriff de California del Sur, anunció vía radio que había recibido dos disparos por parte de un francotirador en el estacionamiento de la estación de West Lancaster Boulevard 501. Horas más tarde, descubrieron que todo había sido una insólita mentira.

Un hombre arrastró a una mujer por la calle y lo que encontró la policía fue inesperado

El llamado de Angel Reinosa a la estación de policía generó un verdadero revuelo en la zona. En pocos minutos se montó un fuerte operativo para encontrar al francotirador pero… no lo encontraron. ¿El motivo? No existía ningún francotirador y el oficial nunca había recibido ningún disparo.

Las autoridades dieron una conferencia de prensa y anunciaron que nunca hubo un tiroteo. Angel Reinosa confesó la mentira y contó que fue él mismo quien le hizo los agujeros de bala a su chaleco. “No proporcionó información sobre su motivación para este acto”, aseguró el Capitán Kent Wegener y agregó: “Gran parte de su declaración fue egoísta, no tenía mucho sentido”.

En una conferencia de prensa, el Capitán Kent Wegener cómo se habían llevado a cabo los hechos: “Reportó que le dispararon y detalló que dos disparos vinieron de un francotirador del piso superior. Reinosa fue rescatado por los agentes que respondieron y fue llevado al hospital”.

“Había varias cosas que eran curiosas. No había evidencia balística en el estacionamiento. No se recuperó ninguna bala. Había muchas cosas que no tenían sentido”, reveló. Angel Reinosa había denunciado que el disparo vino desde Arbor Fields, un edificio diseñado para los enfermos mentales con 99 departamentos.

Un oficial pidió ayuda por un supuesto ataque de un francotirador: era todo mentira

Tras el llamado de Angel Reinosa, el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles movilizó una operación a gran escala para buscar al sospechoso, incluso volando en un helicóptero con un francotirador de la policía patrullando los cielos.

El alcalde de Lancaster, R. Rex Parris, por su parte, dio una conferencia de prensa destacando cómo se salvó Angel Reinosa de morir ese día en el estacionamiento. “La única razón por la que ese diputado está vivo es porque llevaba puesto su chaleco”, aseguró en su discurso.

Un oficial pidió ayuda por un supuesto ataque de un francotirador: era todo mentira

“Estamos increíblemente decepcionados de tener que informarles que el ataque del francotirador fue fabricado por nuestro ayudante. Una investigación criminal ha sido lanzada. Pretendemos relevar a Ángel Reinosa de sus funciones”, aseguró el ayudante del sheriff Robin Limon, del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles, en conferencia de prensa.

Era médico de la policía, ejerció por 9 años pero tenía el título de un muerto

Anterior Siguiente