Un niño de 11 años se convierte en un fenómeno en Pakistán por sus charlas de motivación