Un español muerto y otro “crítico” en un hotel de Londres por una aparente intoxicación por monóxido de carbono