Alumno

Un alumno de la escuela The Grove pasa la aspiradora. BBC

Los alumnos del colegio The Grove, en Totnes (Devon, suroeste de Inglaterra), han empezado a realizar una curiosa actividad cuando acaban las clases: limpiar su aula, informa la BBC.

Hilary Priest, directora del centro, explica que la medida sirve para enseñar respeto a los niños y para reducir la carga de trabajo del encargado de la limpieza.

Priesta afirma que se le ocurrió la idea cuando vio un documental sobre la educación en Japón y descubrió que los alumnos nipones limpian el aula al acabar la clase.

“Creemos que es una buena forma de hacer que todos, incluso los niños, respeten nuestra escuela y el ambiente“, dijo Priest.

Así, el colegio ha adquirido una aspiradora por cada una de las diez aulas que hay en el colegio, y los alumnos se turnan para limpiar.

Fuente: 20Minutos