Conforme una denuncia penal radicada en la Unidad Judicial N° 7, por los progenitores de una adolescente de 17 edad, quienes manifestaron que personas desconocidas habrían ingresado al interior de su domicilio ubicado en el Barrio Eva Perón y le sustrajeron un teléfono celular marca Samsung J-4, de color dorado, tras averiguaciones practicadas, personal de la Comisaría Séptima, conjuntamente con Sumariantes del Precinto Judicial mencionado, llevó a cabo un registro domiciliario en un inmueble ubicado en la esquina de las calles Jorge «Negro» Herrera y ExCombatientes de Malvinas, del barrio Altos de Choya, propiedad de la familia Ibarra.

En el lugar, los Policías lograron recuperar el aparato de comunicación sustraído, que quedó en calidad de secuestro, en virtud de lo cual los moradores fueron supeditados a la prosecución de la causa, tomando intervención la Fiscalía de Instrucción en turno.