Pese a la tregua dictada por la ONU y más de 660 civiles muertos, las tropas gubernamentales consiguieron controlar el 25% del bastión rebelde, según información difundida por el OSDH.
Fuente: Telam (Flashes de noticias)