Tensión interna del gobierno de coalición de Merkel por la crisis de refugiados