El excampeón mundial de boxeo, Hugo Rafael Soto, anunció que continuará al frente de su gimnasio “12 coronas” en el Barrio “Eva Perón”, pese a los contratiempos que sufrió hace algunos días por el accionar de vándalos que le sustrajeron diversos elementos y causaron destrozos en las instalaciones.

“Gracias al intendente, un millón de gracias, porque ya no tenía elementos, me entraron a robar…”, recordó el consagrado rey de los moscas, que fue además campeón argentino, latino y sudamericano en cuatro categorías diferentes, entre mosca y supergallo; completando una extraordinaria campaña que lo llevó a ser declarado “Deportista del Siglo” en la provincia.

“Voy a seguir con la ayuda del intendente, porque francamente estaba por tirar todo al carajo, me cansé de poner el pecho para que me vengan a robar para vender cosas por la basura (para comprar droga)”, admitió Soto, para agregar que pese a todo “no voy a abandonar, porque el intendente me pidió que siga trabajando con los chicos, y me dijo que me va a ayudar”.

Gustavo Saadi visitó el gimnasio y le entregó al campeón elementos de entrenamiento, además de sanitarios que servirán para reconstruir los sectores dañados del gimnasio.

“Saqué muchos chicos de la droga, las madres vienen a agradecerme porque muchos chicos dejaron de andar robando y drogándose. A veces llegan con regalos y yo pienso si será el cumpleaños de alguno, y no, me traen cosas a mí para agradecer, porque a los chicos los hablo, los aconsejo, les digo que no se droguen, que no anden jodiendo. Ahora gracias al intendente voy a seguir, pero duele que a uno le roben las cosas, que rompan lo que uno construyó”, sostuvo “El Chueco”.

Por su parte, el intendente señaló que “Hugo sufrió ese tema, le sustrajeron varios elementos del gimnasio, pero es un orgullo para todos los catamarqueños, campeón mundial de boxeo representando a nuestra provincia, y venimos simplemente a colaborar, a ponernos a disposición para que él pueda continuar con su actividad en el gimnasio, porque sé que vienen muchos jóvenes a entrenar”.

“Le pedí que no baje los brazos, que no se desanime, que siga porque va a contar con el apoyo de todos nosotros, y vamos a arreglarle el gimnasio para que pueda estar más cómodo”, concluyó.

En diálogo con el campeón, también resurgió la idea de avanzar con un Museo del Deporte en la ciudad, como reconocimiento a los grandes deportistas locales, tanto para incentivar a los jóvenes como para sumar un atractivo turístico.