La decisión parece destinada a profundizar la parálisis en la que se encuentra Cataluña desde los comicios regionales del 21 de diciembre, en los que los independentistas, con el ex presidente Carles Puigdemont a la cabeza, recuperaron la mayoría absoluta y, por lo tanto, el derecho a formar gobierno. Fuente: Telam (Flashes de noticias)