Ayer, a las 19:30, en la esquina de las calle Maipú y Florida, personal de la Comisaría Segunda se entrevistó con un hombre de 33 años de edad, quien se hizo presente en la dependencia policial y manifestó que el día 08 del corriente mes y año habría sido víctima de un ilícito donde personas desconocidas le sustrajeron un teléfono celular marca LG, de color negro, y que habría visto que dicho aparato de comunicación estaba siendo ofrecido a la venta por una persona del sexo femenino, a través de una red social.

De inmediato, los policías se constituyeron en la plaza del barrio San Antonio Sur, donde identificaron a una mujer mayor de edad, quien hizo entrega voluntaria del teléfono manifestando que lo habría adquirido de buena fe, por lo cual Sumariantes del Precinto Judicial N° 2, procedieron al secuestro del mismo y tomó intervención la Fiscalía de Instrucción en turno, desde donde se indicaron las medidas a seguir.