A las 12:00 del mediodía de ayer, requeridos por el Juzgado de Faltas N° 2 perteneciente a la Municipalidad de Valle Viejo, efectivos de la División Sustracción de Automotores de la Policía de la Provincia se constituyeron en el Corralón Municipal de ese Departamento, donde conjuntamente con integrantes de esa entidad procedieron a controlar un automóvil Fiat Uno, de color gris.

Al realizar la verificación técnica numérica, los Policías lograron determinar que el automóvil presentaba irregularidades en sus guarismos, y al consultar en la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad del Automotor y Créditos Prendarios de esa División, lograron establecer que poseía un estado registral de baja del automotor, de fecha 22 de julio del año 2.019.Finalmente, el auto quedó en calidad de secuestro a disposición de la Fiscalía de Instrucción en feria, desde donde se impartieron las medidas a seguir.