En la tarde de ayer, a las 16:30, alertado por un llamado telefónico, efectivos de la Dirección Drogas Peligrosas de la Policía de la Provincia se hicieron presentes en el Correccional de Mujeres, ubicado en calle Capital Federal al 1.400, donde requerían la presencia policial.

En el lugar, los policías se entrevistaron con personal que cumple servicio de guardia, quien manifestó que, al momento de realizar la requisa correspondiente a una mujer de 42 años de edad que llegó a esa unidad, en los alimentos no procederos que luego serían enviados a un interno del Servicio Penitenciario Provincial de la localidad de Miraflores, Dpto. Capayán, habría encontrado ciento ochenta (180) pastillas sin el blíster correspondiente y un (01) teléfono celular, en virtud de lo cual quedaron en calidad de secuestro, mientras que la mujer fue detenida.

Finalmente, por el hecho tomó intervención el Juzgado Federal, desde donde se impartieron las directivas a seguir.