Se inició la primera visita oficial del príncipe William a Israel y Palestina