Los cargos contra el actor Kevin Spacey por agresión sexual han sido desestimados por la fiscalía de Nuntucket tras negarse el denunciante a declarar sobre el teléfono móvil que utilizó cuando sucedieron los hechos.

El incidente sucedió en 2016 y el joven había mentido a Spacey diciendo que tenía 23 años cuando en realidad tenía 18 según la denuncia. El protagonista de ‘House of Cards’ le pagó entonces varias bebidas alcohólicas -recordemos que en Estados Unidos la edad mínima para consumir alcohol es 21 años- para posteriormente acosarlo sexualmente tras intentar convencerlo para irse al domicilio del actor.

El móvil desaparecido

Una de las pruebas esenciales era el móvil utilizado por el denunciante, quien se negó a prestar testimonio al respecto y que había perdido durante las audiencias del juicio según palabras suyas. La defensa de Spacey alegaba que necesitaba el móvil para poder recuperar mensajes eliminados para probar su inocencia, ya que según él fue algo consensuado.

El denunciante fue llamado a declarar y al ser interrogado por la defensa invocó la quinta enmienda para no tener que autoinculparse. La fiscalía pidió entonces tiempo al juez y tras reunirse con el denunciante acabó optando por retirar los cargos contra el protagonista de ‘American Beauty’.

Arrestado

Arrestado

El juicio de Nuntucket era el único caso criminal con el que tenía que lidiar actualmente el actor, pero hay más investigaciones abiertas y decenas de denuncias por acoso sexual.

Vía | The Guardian y El País