El Ministerio de Salud de la provincia, teniendo en cuenta que comenzamos la época de lluvias,  insiste en que la población mantenga las medidas de prevención para evitar la propagación del mosquito Aedes Aegyptis, transmisor del Dengue.

El director de Control de Vectores, Rosendo López, señaló que “lo importante en la lucha contra el Dengue son las estrategias de vigilancia que se llevan a cabo; en este sentido venimos realizando control focal que consiste en visitar las viviendas, para desechar todos los reservorios de agua que son peligrosos para la formación de larvas”.

Además, agregó que “luego del control focal, se realiza el descacharrado; esto implica que el equipo de Salud se encarga de retirar de las viviendas los elementos en desuso donde el mosquito puede dejar sus huevos, permitiendo la proliferación del mismo”.

En este sentido, López destacó que “lo más importante es que los vecinos realicen este tipo de limpieza en sus hogares diariamente, sin esperar que el Estado los obligue, ya que cada uno es responsable de sus viviendas. Sin la responsabilidad y colaboración de la población es muy difícil luchar contra el mosquito”.

En cuanto a la fumigación “no es la única forma de eliminar al mosquito, al contrario esta es la última medida que debemos implementar, ya que el uso indiscriminado de insecticida provoca que el mosquito se vuelva resistente, esto quiere decir que si tiramos en forma constante parte de los mosquitos se mueren, y los que no mueren, van a tener crías resistentes al insecticida; y va a llegar un momento que no se los va a poder matar con nada”, explicó el director de Vectores.

En este sentido aclaró que “si no se realiza el control focal y descacharrado óptimo, podemos tirar todo el insecticida pero no va a tener efecto, porque no se va a eliminar el medio donde vive el mosquito. El uso racional de los insecticidas, es fundamental en la lucha contra el Dengue”.

Además, señaló que “fumigamos en lugares estratégicos donde hay mucha circulación de mosquitos y que, además tiene antecedentes de enfermedad de Dengue; pero no podemos hacer una fumigación en todos los barrios porque no tiene lógica, provocamos que los mosquitos se vuelvan resistentes, las personas pueden sufrir algún tipo de intoxicación”.

Para finalizar Rosendo López insistió en que “este es un trabajo conjunto con la población, nosotros solos no vamos a lograr erradicar al mosquito”.